sábado, 31 de octubre de 2009

Luego dicen que no sabemos follar.

Mirad, seguro que no soy el Rocco Sifredi de a pie, pero eso que tanto se ríen las jovenes féminas de que a los hombres nos cuesta un poco el tema en la cama, me toca las narices un poco. A aquellas que lo dicen un mensaje: tampoco sois el agua de Marte. Bonicas, que con tumbaros en la cama no me basta, quiero interacción, quiero sudor, fluidos, hostias, mordiscos, echar un polvo en definitiva, no masturbarnos mutuamente con nuestros genitales, que cuando os poneis encima (a las que os da por ahí), la gracia no es moveros alante y atrás, sino arriba y abajo, las cosas son como vienen y tenemos la sensibilidad hecha así, qué demonios le vamos a hacer... Lo bueno es que con los años cojemos experiencia.
No obstante he de decir a vuestro favor que es todo culpa de clichés e imposiciones sociales, que si lo hacéis seréis tildadas de putas. De veras lo siento. No obstante en vuestros polvos está el cambiar esto!

Adelante! hay muchos hombres deseosos de ser complacidos de verdad! ...pero siempre con protección.

K.
¡¡Auuuuuuuuuuuuuuu!!

2 comentarios:

X dijo...

Mis amantes han sido muy malas. Yo tampoco habré sido el mejor, pero me esforzaba. No diré que es mala suerte, porque por lo visto muchas son igual de malas. Y tienes razón, ponerse debajo o delante no basta. Queremos follar, no follárnoslas. Que se muevan, que hagan algo. Si no, felación y a otra cosa.

egoldstein dijo...

Despues de este parrafo esculpido a base de testosterona, he de dar la razón a mi amigo Kompleks. xD

Mientras nosotros no cotorreamos como son ellas en la camma, por elegancia, ellas pierden el culo por marujear sobre la valoración del tio en la cama. Toc toc, quien es? AUTOVALORACIÓN!